cosas que no sabias de la traducción jurada

Cosas que no sabías de la Traducción Jurada

Tabla de contenidos

Quizás pienses que una Traducción Jurada tiene varios misterios que solo quienes trabajan en el sector tienen la posibilidad de comprender. La verdad es que no es tan complicado, solo necesitas desentrañar las propiedades “ocultas” para que  sepas lo cual debes buscar una vez que se te presente la necesidad de una traducción jurada de cualquier archivo.

 

Las Traducciones Juradas solo otorgan valor jurídico a documentos oficiales

Una Traducción Jurada solo proporciona validez a documentos oficiales escritos en lenguajes diversos al de la nación donde van a ser consignados. Proponemos te asegures con los entes donde necesitan tus documentos, el tipo de traducción, si es sencilla o jurada, cuántas copias son primordiales.

Los documentos que tienen que ser traducidos tienen la posibilidad de ser de carácter público o privado, como por ejemplo títulos académicos, actas civiles como las de origen, poderes, contratos, registros de organizaciones y otros.

 

Es primordial resaltar que un traductor jurado no debería adaptar ni hacer conversiones de valores o calificaciones de otros territorios. Estas constantemente tienen que ser presentadas en la cantidad original. 

Ejemplificando, si el archivo original refleja montos en euros, la Traducción Jurada además indicará euros y no conversión a otra moneda. Lo mismo pasa con las notas académicas, la Traducción Jurada continuamente va a ser fiel al archivo original reflejando al pie de la letra cada calificación.

La Traducción Jurada es compleja sin embargo no imposible de comprender. Necesita de una enorme proporción de conocimientos; legislativos, civiles, judiciales, académicos y de las normativas de cada territorio.

 

 ¿Las Traducciones Juradas son válidas en cualquier país?

En la mayor parte de las naciones poseen validez. Lo aconsejable es consultar en el Ministerio de Asuntos Exteriores. 

Ahora bien, las naciones signatarios del consenso de la Haya permiten las Traducciones Juradas apostilladas. Las naciones fuera del consenso requieren que los documentos traducidos sean legalizados por el Ministerio. 

 

 No entregues los documentos originales al traductor

Afortunadamente los instrumentos de la tecnología actualizada, no hace primordial que entregues los documentos originales, o que tengas que desplazarte hasta la oficina del traductor para dar copias. Puedes enviarlos escaneados, por correspondencia electrónica, o tomarle fotos y enviarlos por el móvil o la tablet.

Es fundamental señalar que la Traducción Jurada debería ir constantemente acompañada de una fotocopia del archivo original y la certificación del Traductor Jurado. Los documentos originales jamás tienen que ser entregados, debes mantenerlos continuamente contigo o con su titular.

 

No tienes que asistir a un traductor jurado que resida en tu ciudad

Los traductores jurados habilitados por el Ministerio de Asuntos Exteriores, poseen jurisdicción a todo lo extenso y ancho de la nación. 

No se necesita que el traductor resida en tu urbe, él enviará tus Traducciones Juradas a la dirección que les indiques por correspondencia certificado o privado que garantice que lo recibirás de manera correcta.

Para afirmar una buena Traducción Jurada, el traductor debería seguir estando actualizado en lo relacionado al entorno y terminología usada entre los dos lenguajes. 

 

Hace falta absoluto entendimiento del sentido de la terminología, las normas gramaticales y conocimiento del archivo que está traduciendo. Cada archivo tiene particularidades especiales que son tomadas presente para poder hacer una traducción precisa.

Lo más relevante es que el traductor se encuentre debidamente registrado en el Ministerio y que la Traducción Jurada se encuentre fechada, firmada y sellada por el traductor jurado.

Call Now Button