traducción libre

Traducción libre

Tabla de contenidos

En el servicio de traducciones existe un estilo que no se ciñe demasiado a los detalles del texto original, pudiendo adaptar agregando o quitando expresiones o frases con el fin de adecuar el escrito inicial al contexto en el que se utilizara. Este tipo de traducción se conoce como traducción creativa o libre.

La traducción libre se realiza analizando las frases en su conjunto, y trasladando el escrito de manera que cobre sentido en su totalidad, y lo refleje en su contexto.

Este trabajo pide de sus ejecutores,  alto conocimiento de las culturas y contexto en que se emplea el contenido. Es comúnmente empleada en publicidad, películas,  mercadeo de productos, y también en literatura.

 

Traducción literal

Una traducción literal debe mantener la estructura, y orden de las palabras del mismo modo como aparece en el texto original, cambiando cada palabra por su equivalente textual en el idioma de destino. Se  procede vocablo a vocablo, sin intentar adecuar una palabra a otra.

Tal y como podemos imaginar, este tipo de traducción no siempre refleja de manera fiel lo se “quiso” expresar en el contexto exacto en que fue creado., y esto obedece a que es cuesta arriba encontrar que los términos fielmente traducidos se corresponden a una palabra en el otro idioma.

 

Estas incongruencias de términos hacen necesarias las adaptaciones, o los escritos dan como resultado una falta de fluidez y entendimiento en su totalidad. 

Cuando se realiza una traducción de manera literal, por lo general es notoria la falta de naturalidad o bien añadir una nota aclaratoria al texto para que se logre entender un vocablo específico que no tiene palabra equivalente. Aunque el significado se entiende, no es como lo diría un originario del idioma en cuestión.

 

Y entonces ¿cuál elegimos?

En el campo de publicidad, entretenimiento y otros se viene siguiendo una tendencia ampliamente aceptada que consiste en traducir de la manera más exacta posible, pero con sentido y estructura correcta al idioma de destino. Todo esto sin perder la línea del texto original.

Siguiendo esta tendencia se logra establecer un punto intermedio entre la calidad y adecuación del texto resultante, y el respeto necesario a lo que se quiso expresar en el escrito original.

 

Puede concluirse que el resultado entendible, fluido y respetuoso del contenido original no es sencillo de lograr, pero justamente para eso se especializa a personal traductor haciéndolo capaz de adaptar cualquier texto haciéndolo correcto y adaptado.

El traductor que se encarga de trasladar textos publicitarios, títulos de películas, obras literarias y otros, debe conocer a la perfección ambos idiomas, con sus modismos y adecuaciones locales, para poder dar sentido y entendimiento al texto y seguir respetando la estructura original. 

 

De este modo queda claro que realizar traducciones va más allá que lo que se logra introduciendo palabras o textos a un traductor automático, ya que la interpretación en relación con el entorno, solo la puede lograr el profesional altamente capacitado y entrenado en el oficio.

Únicamente siguiendo pautas especializadas se logra la diferencia entre un traductor profesional y uno que intenta  trasladar el texto a otro idioma, y nada más. Busca siempre empresas de traducción de confianza y responsables.

Call Now Button