traduccion simple traduccion tecnica o traduccion jurada

¿Traducción simple, traducción técnica o traducción jurada?

Tabla de contenidos

Poseemos documentos importantes como los certificados de nacimiento o defunción, títulos, un registro de empresa. 

Todos estos son ejemplos de documentos que requieren con obligatoriedad la traducción juradas si deseas hacer valer sus contenidos ante algún organismo del Estado y están elaborados en una lengua diferente de la española.

En estos casos la traducción ha sido realizada por un profesional facultado para estos fines.

Por otra parte, en los documentos con fines comerciales o técnicos su traducción puede encargarse a un traductor simple. No requieren la certificación oficial.

Esto no quiere decir que sean malas las traducciones simples. Este enunciado solo significa que no cuentan con el aval suficiente para ser presentadas ante los distintos entes oficiales.

 

¿Traducción simple o traducción técnica?

Los contenidos técnicos son aquellos que ameritan conocimientos particulares de parte del traductor. Supone que debe dominar la materia en ambos idiomas.

Exige un conocimiento amplio de la materia sobre la cual se está traduciendo el texto.

Por otra parte, las traducciones simples u ordinarias son traducciones de documentos comerciales, manuales, informes médicos o páginas web, entre otros textos.

Son las más comunes en áreas comerciales o empresariales. En este caso, únicamente se requiere de parte del profesional un discernimiento claro en ambos idiomas, para ofrecer un trabajo bien realizado.

 

Traducción jurada

En el caso de la traducción jurada se trata de una traducción legal elaborada por un profesional acreditado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.

Estos especialistas deben presentar una serie de recaudos y pasar por pruebas específicas destinadas a evaluar su capacidad y conocimientos calificados y suficientes para poder efectuar estas tareas.

Los documentos manejados por ellos deben siempre ser entregados en papel, firmados y sellados por el Traductor Jurado. Una característica digna de destacar es la vigencia perenne de estos textos.

En este caso el sello le otorga la validez legal. Con la colocación del sello húmedo se certifica que el documento es una traducción fiel y exacta del documento original.

 

¿Quién puede traducir un documento?

Las traducciones no oficiales, de carácter comercial o técnico pueden ser traducidas por cualquier traductor que posea conocimientos en ambas lenguas.

En todo caso, es vital en todos los casos acudir a empresas reconocidas, solicitar recomendaciones. Debe tener una garantía que el personal técnico al que se le encargue esta labor posea los conocimientos suficientes para entregar un trabajo de calidad.

En otro sentido, es frecuente en los últimos años acudir a las novedosas aplicaciones apps gratuitas que se descargan en el móvil. 

Son interesantes y bastante cómodas, pero se aconseja su uso solo para asuntos de interés personal. No poseen ninguna validez legal y en muchos casos es literal.

Por otra parte, para traducir documentos legales es obligatorio acudir a traductor oficial, que ha pasado por pruebas para realizar traducciones juradas u oficiales.

Es importante remarcar que de acuerdo con el documento que requiera una traducción puede seleccionar el profesional.

Solo, tome en consideración que si los documentos ameritan una certificación oficial debe encargarlo a un traductor jurado.

Call Now Button