Consejos para que mejores tus trabajos de traducción

Consejos para que mejores tus trabajos de traducción

Tabla de contenidos

El traductor es el mejor y más acertado crítico de sus trabajos, y, sin embargo, es conveniente recurrir a una segunda y hasta tercera revisión.

Percatarse de los gazapos del idioma, fallas de terminología o simples errores gramaticales resulta sencillo. Y, sin embargo, al pasar por una revisión externa se pueden apreciar algunas fallas.

Apegarse de manera extrema al documento original, sucede con alguna frecuencia, las repeticiones de frase, fallas de gramática también, y la oportunidad de mejorar en nuestro trabajo es y debe ser siempre una meta para todos.

Tomando en cuenta la amplitud de materias, diferentes técnicas y recursos que se emplean, podemos llegar a unas orientaciones comunes para todos, en ese ideal de mejorar nuestro trabajo.

 

Algunos consejos

Todos los traductores debemos conocer a fondo nuestra lengua materna, y también el idioma al que deseamos trasladar el texto. La riqueza del vocabulario, y los detalles de uso en cada región son de las dificultades que se ven a diario.

Para enfrentar nuestro oficio y culminar exitosamente cada proyecto debemos ocuparnos de algunas cosas que a continuación describimos.

 

Leer

El buen traductor debe estar atento al estilo y manera de escribir de diferentes autores, por lo que es muy aconsejable que lea abundante material en el idioma materno y en el que va a trasladar los textos de manera habitual 

Es aconsejable que acostumbre hojear y repasar ejemplares que versen en la materia que constantemente trabaja. Si se está atento a los diferentes tipos de narrativa que lees, de manera consciente puedes emular tipos y estilo, de las mejores plumas que hayas leído.

 

Todas las materias

Aunque lo natural es que leas material especializado sobre el que acostumbras trabajar, también te recomendamos que repases materias diferentes, pues te dará amplitud en tema y vocabulario que enriquecerá tu trabajo.

No es infrecuente que dentro de una novela, por citar un ejemplo, se dediquen líneas y hasta páginas enteras a temas de arte o técnicos, al involucrar el ambiente dentro del relato.

Debe conocer de todo un poco, aunque se especialice en un determinado tipo de traducciones.

Además, puede suceder que te encarguen algún proyecto diferente, y tengas la oportunidad de destacar en un área fuera de tu zona de confort. 

 

Localiza y soluciona

Al iniciar el trabajo de traducción es conveniente siempre leer el documento a traducir, y en esa primera lectura puedes y debes localizar aquellas palabras o frases difíciles o desconocidas. 

Busca, y documéntate suficiente en estos posibles atolladeros para cuando inicies la traducción en sí misma, no tengas que parar para acudir a revisiones o precisiones que interrumpan el hilo de trabajo.

 

Buscar 

Acudir a diccionarios y glosarios en búsqueda de una palabra que no te resulta común, es una opción totalmente válida.

Tener la amplitud suficiente para buscar términos, significados, sinónimos y más, en glosarios propios o ajenos, te dará la riqueza terminológica para poder enfocar los diferentes proyectos que lleguen a tú manos

Una vez agotados los diccionarios y glosarios, también puedes acudir a colegas que trabajan en la materia, y puedan darle otra opinión para solventar la traducción.

Nunca se sabe cuando precisarás de determinada información o conocimiento. Nada sobra en el campo de los idiomas.

 

Evita las repeticiones

En traducciones al español se debe evitar la repetición de palabras, por lo cual debes procurar una colección de sinónimos, pudiendo evocar tres o más sinónimos a cada una.

Poder contar con suficientes sinónimos que permitan traducir sin caer en repeticiones tediosas, pasa por acumular una buena y abundante banco de palabras,

Recordemos que nuestro trabajo de traducir de un idioma a otro, es un ejercicio de creatividad, ya que aunque debemos apegarse y ser fieles a un texto de origen, la creación de un estilo de escritura, y la práctica de la misma, solo enriquecerá los textos finales que obtengamos.

Mejorar nuestra escritura y conocimientos lingüísticos sólo enriquece nuestro vocabulario y traducciones.

Call Now Button